•   Lunes, 04 de Marzo, 2024
  •   26°C San Luis
  • Contactanos

CAPRICHO FUTBOL CLUB

Un capricho personal pagado con fondos públicos versus la historia del fútbol de San Luis.

Generic placeholder image
  Radio Rivadavia

Patadura en la cancha cuando era joven, Alberto Rodríguez Saá encontró, ya de mayor, en la joven Cintia Ramírez a su socia ideal para que le ayudara a cumplir un sueño, una suerte de capricho personal que lo martirizó toda su vida: tener su propio club de futbol.

Así como de joven tuvo que mirar con la ñata contra el vidrio lo que pasaba puertas adentro del aristocrático Teatro Club Social San Luis, y en sus últimas horas como gobernante se dio el gusto de construir el suyo sobre la Avenida Justo Daract, también en el futbol buscó cumplir ese capricho.

Lo intentó de mil maneras. Lo intentó trayendo cincuenta años después de sus días de gloria deportiva a José Sanfilippo, aquel goleador que se puso la camiseta de San Lorenzo por primera vez en 1953 y no paró de hacer goles.

Idolo goleador en su juventud, cómo “El Nene” Sanfilippo no iba a saber lo que tenía que hacer para cumplirle el sueño del club propio.

Pero otra vez las cosas no salieron bien, como cuando lo intentó con Unión San Luis, y otras tantas veces.

Hasta que apareció Cintia Ramírez y le mostró que ese capricho personal era realizable. Y lo llamó San Luis Fútbol Club.

Así fue que su equipo jugó los campeonatos del 2021 y 2022 sin ser un club constituido con todas las de la ley. El club recién se crearía formalmente en el 2023, pero eso a quién le importaría, pensó.

Los fondos para su sostenimiento los ponía no su bolsillo personal sino la billetera estatal de los puntanos. El club se financió con fondos públicos y los desmanejos de esos fondos siempre tentadores terminando poniendo en jaque a los clubes históricos de la provincia, Juventud y Estudiantes, que nunca fueron de su plena confianza ni cariño pese a su historia arraigada en el pueblo de San Luis. No eran propios.

Ese es el punto de partida para entender cómo es que Cintia Ramírez –alter ego de Alberto Rodríguez Saá en la materialización de ese capricho personal- haya logrado con su obstinación y sus intereses personal parar al futbol de San Luis, y utilizar al resto de los clubes como rehenes de su capricho.

Incapaz de resistir a las tentaciones del manejo discrecional del dinero público Ramírez fue denunciada en la Justicia por malversación de caudales públicos y fraude en perjuicio de la administración; por violación de los deberes de funcionarios públicos y por pagar sobreprecios por cientos de millones de pesos. Las denuncias en su contra son por cientos y cientos de millones que eran de los puntanos.

Esas denuncias motivaron que el Gobierno decidiera la intervención del Club. AFA consideró que esa intervención debía ser revertida – pese a las denuncias en su contra- y apretó al Gobierno con la suspensión de toda la liga de San Luis.

Tras la recuperación para el Estado del colectivo que Ramírez compró con fondos públicos, el Gobierno anunció el llamado a elección en el Club para normalizar la situación.

Sin embargo, AFA la nombró integrante del Consejo Federal e insiste en que mantendrá la suspensión sobre toda la liga sanluiseña y ahora apreta para que Ramirez vuelva a ser presidenta del Club pese a todas las denuncias en su contra.

En verdad esa decisión está en manos de los socios del Club que tendrán que votar el próximo 2 de febrero. Ellos decidirán quién será la nueva autoridad máxima del San Luis Futbol Club.

En línea con lo que propone su jefe político, Ramírez juega a romper todo. O yo soy presidenta –con el paquete de millonarias denuncias a cuesta o la liga de San Luis queda desafiliada de AFA.

Alberto en estado puro. Fondos públicos para bancar sus caprichos personales mientras se usa de rehenes al resto de los clubes.

Sea cual sea la resolución que tomen los socios del San Luis Futbol Club el próximo 2 de febrero el daño que ha hecho Ramírez a los clubes de San Luis, sus deportistas, sus socios y sus familias, es irreparable.

 

CAPRICHO FUTBOL CLUB
Más sobre:
CAPRICHO FUTBOL CLUB
Comentar como:

Comentarios (0)