•   Miercoles, 17 de Julio, 2024
  •   0°C San Luis

VENTA DE LA CASA DE SAN LUIS: “RECONSTRUIR EL HOSPITAL QUE ESTÁ DESTRUIDO ES UNA DECISIÓN POLÍTICA DEL GOBERNADOR Y LO CELEBRA VILLA MERCEDES”

La directora del Policlínico, Berta Arenas habló después que con la aprobación del Senado provincial se habilitara la subasta del Palacio Lagomarsino en Buenos Aires.

Generic placeholder image
  Radio Rivadavia

Es tal el deterioro que presenta el Hospital “Juan Domingo Perón” de Villa Mercedes que hay que reconstruirlo. La tormenta del 26 de enero de 2023 terminó por detonar cada rincón de las instalaciones que a lo largo de su vida solo fueron refaccionadas dos veces.

Luego que se votara en Senadores el proyecto para vender la Casa de San Luis en Buenos Aires, la directora del Policlínico, Berta Arenas destacó “la preocupación que tuvieron los legisladores, que captaron esta situación, y la vieron también en primera persona como el gobernador”.

Cuando asumió Claudio Poggi el 10 de diciembre fue uno de los edificios rotos que visitó en Villa Mercedes, como las escuelas. Luego envió a la Legislatura Provincial una propuesta para conseguir el acompañamiento que lo habilite a subastar el Palacio Lagomarsino donde el Gobierno tiene sus oficinas. De ese modo reunir el dinero para “hacer de nuevo” el hospital que los villamercedinos nunca tuvieron en condiciones. Finalmente, este martes se logró el aval y las reparaciones se harán realidad.

“Arreglar este hospital que está destruido es una decisión política del gobernador Poggi, que la celebra toda Villa Mercedes”, dijo Arenas, al tiempo que reconoció que no solo se trata de un beneficio para los habitantes del departamento Pedernera, sino también de Dupuy, Chacabuco, Pringles y parte de Junín. “Prácticamente se atiende aquí el casi el 50% de la población, que son más de 200 mil personas. Estamos en un nudo de ruta, todas las localidades derivan acá, y siempre ha sido el punto de referencia”, añadió.

Directora del Hospital "Juan Domingo Perón", Berta Arenas.

Cuestionó que “el abandono” edilicio “fue inaudito para la salud pública”, porque fue desatendido por muchos años. “Había una indiferencia total de la gestión anterior y estamos contentos de que se recupere y pueda brindar complejidad, porque el recurso humano ya lo tenemos”, sostuvo. Al mismo tiempo dijo que es “una situación indefendible” en relación a aquellos legisladores “que se manifestaron en contra” de la venta de este inmueble.

Arenas aclaró que el nosocomio “estaba destruido” desde antes de la piedra histórica del 26 de enero, y que eso solo sumó más destrozos, sobre todo en el primer piso que quedó inutilizado hasta el día de hoy.

Las tejas del techo se despedazaron y el agua brotó por los techos y por las conexiones eléctricas, por los aires acondicionados, y algunas zonas quedaron en peligro de derrumbe. Alberto Rodríguez Saá mandó a poner un nylon negro en los techos que no resistió las próximas lluvias y la imagen quedó inmortalizada. Se fue sin repararlo.

Los quirófanos se redujeron a dos, solo para urgencia (había siete) y tuvieron que evacuar gran parte hacia el Hospital Verónica Bailone.

“Prácticamente se opera en caso de urgencia, todo lo programado está postergado, y con respecto a las camas de internación, también están disminuidas en un 60 o 70%, lo que nos trae mucha dificultad. Con eso hemos atravesado todo lo que fue el brote y la epidemia del dengue en el verano”, contó la directiva.

Anticipó que se está trabajando en los pliegos de licitación, y que ya está en marcha el trabajo con el equipo de Obras Públicas e Infraestructura Hospitalaria.

Con la nueva gestión se fueron haciendo arreglos para optimizar transitoriamente la atención (como una medida de emergencia) y se readecuó lo que era el Materno (que se trasladó a la Maternidad Luco) para ir trayendo los servicios que se llevaron al Bailone.

La obra más grande, y la primera etapa, tiene que hacerse en la planta superior. Allí van a reconstruir toda la terapia intensiva que quedó destruida, tanto en techo como en paredes. Va a tener espacio para 15 camas con toda la tecnología y equipamiento que se requieren.

También “se van a reconstruir 7 quirófanos con salas de preanestesia, también con servicio de esterilización que en este momento está protegido con una especie de plástico para que cuando llueve no se mojen los equipos, y después las salas de internación de clínica médica que ahí irían aproximadamente casi 60 camas”, según comentó la funcionaria.

La destrucción del techo terminó de arruinar las instalaciones.

“Vamos a sobrepasar la expectativa de lo que había antes, además de que se va a construir un servicio de endoscopía digestiva que hoy lo están haciendo de manera precaria, y donde ponen todo el esfuerzo. No es que se esté haciendo mal el estudio, sino que no en una sala adecuada como la que merecen pacientes y profesionales”, agregó.

Estos policlínicos regionales fueron construidos en los años 50, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, por el doctor Ramón Carrillo, recordó Arenas. Fueron ubicados estratégicamente en las zonas geográficas del país. En esta ciudad, desde entonces, no fue reformado ni modernizado como ocurrió en otras provincias.

“En años nuestro hospital no ha recibido, como todo lo que ocurrió en Villa Mercedes durante los últimos gobiernos, obra pública que sí se hizo en otra parte de San Luis. Esta ciudad estuvo tan abandonada, que hasta en una cosa que es indispensable como la atención de la salud, sufrió la indiferencia total”, destacó.

 

por Catalina Ysaguirre

VENTA DE LA CASA DE SAN LUIS
Más sobre:
VENTA DE LA CASA DE SAN LUIS